domingo, 13 de septiembre de 2009

WAITING PANCHITAAAAAAAAAAAAAAA!!

Siiiiiiiiiiiiii señor, dios ha escuchado mis plegarias y es panchita lo que eres.

La vispera de conocer la noticia de que estabas viniendo con culeros, tu hermano se automedicó y decidió pimplarse medio bote de apiretal y un cuarto de dalsi porque según explicó a la médico él pensaba que estaba malito.

Yo tras hablar con toxicología subí cingandoa la residencia, allí tras bronca de la médico por dejar los medicamentos a la altura de los niños ( sobre un armario de 1¨90 cm, al que luka por supuesto con sus 4 años que tiene llega de puntillas, pero yo, cansada me abstuve de sacar el barrio y ,contenida, aguanté el chaparrón como si hubiera estado jaleándole mientras el niño se dopaba). Le hicieron un lavado de estómago, análisis, toda la noche en observación con el consiguiente desvelo y él, lejos de aprender con la experiencia la disfrutó de lo lindo, ya que, como obelix tras caer en la marmita, le entró una energía en el cuerpo que no había forma de tranquilizarlo. Mientras el resto de niños de la habitación se dolía de sus males, este cabrito subía y bajaba la cama del hospital y explicaba que se había montado en la montaña rosa, que es lo que viene a ser una montaña rusa para el resto de mortales que conoce la existencia de rusia. ël solo conoce el color, así que yo tampoco le corrijo.

Total, que bajamos hacia la 9 de la resi, y tras un intento fallido de dormir por la mañana y siendo el cumpleaños de tu padre en el que cumplía 40 años, yo le había preparado para esa noche una fiesta sorpresa en casa de mi hermana María, o sea tu madrina (alias Jiuston, que vale tanto para tenemos un problema ya que me subió sin que nadie se lo pidiera a la resi un bocata, un libro, el cargador del móvil y besó a tu hermano por activa y por pasiva, como vale para tenemos una fiesta, que ofrece su casa para organizar faustos para 27 personas y ni se despeina).

Yo y mi marinero habíamos quedado al mediodia para vernos, para darnos unos besos y para ver una nueva tipi en la que esperamos meternos los 4 en un periodo breve de tiempo. Vista la tipi, aprobada la tipi, encantados con la tipi le engañe vilmente diciéndole que tenía una rueda de prensa en andoain, y que tenía que salir rauda y veloz porque no llegaba.


Y es que tenía que ir a hacer la compra para esas 27 personas, a comprar cervezas para parar un tren y avituallamiento suficiente para hacer una barbacoa, con el consiguiente desgaste físico despues de la nochecita, y de mis activos, despues de pasar la visa, pero feliz, porque ese era el regalo para mi marinero.

La fiesta además era temática y por ser su 40 aniversario y también del festival de woodstock decidimos unir las dos cosas. Presentando ya visos de perversidad a él le hicimos creer primero que tenía cena en la sociedad con sus amigos, recibiendo la vispera una llamada en la que se le informaba que se suspendía la cena porque no había sitio en la sociedad y era tarde para buscar otro sitio. A medida que le iban llamando sus amigos para felicitarle le iban presentando excusas cada vez más peregrinas para no quedar,hasta que Xabi, tu padrino y compañero del alma de tu padre, compadeciéndose de él me dijo, Marta yo no puedo decirle que no puedo quedar, asi que hizo como que se verían para tomar unas cañas.

Hacia las 20:30 empezaron a llegar a los gitanillos, residencia de Jiuston y familia, todos los amigos de mi marinero ataviados con todo tipo de prendas recuperadas del baúl de padres y abuelos a cada cual más graciosos, y yo, reventada hasta el tuétano empecé a animarme. A las 8:40, 20 minutos antes de cuando él pensaba que iba a tomarse esas cañas yo le llamé y con voz de mira que me estoy muriendo le dije: mailobin estoy fatal, estoy en casa de jiuston y no puedo ni conducir, creo que se me ha disparado la tensión y necesito que me lleves a la resi. ël, bueno, beato, santo y bendito como es, lejos de protestar me dijo, estate tranquila que ahora voy para alli. A mi se me caian las lágrimas y los mocos de pensar en lo bueno que es, y todos se escondieron Fue super bonito, super emocionante y sobre todo super divertido, nos lo pasamos como enanos, nos reimos como hacía mucho, se encontró con amigos y familiares de todos los tiempos y bebieron mas que los peces en el rio, y yo qie no bebía mas que agua disfrutaba con mi emocionado marinero que sólo acertaba a decirme, pero cómo eres tan cabrona?

Toooootal, que me lio como la pata de un romano, que tras acostarnos a las 3, por la mañana yo tenía cita con el famoso docotor G, y no sólo famoso porque yo hable mucho de él sino porque ve las pottukas de medio donosti y parte de la provincia. Llegué y le dije, Miguel, que así se llama, necesito un favor, es el cumpleaños de mi marinero y le quiero regalar por sus 40 tacos el saber qué es lo que traemos. Al estar sólo de 12 semanas y asegurarme que él no era bueno con las ecografías me dijo que si se tenía que mojar diría que eras una niña pero que para asegurarnos le iba a decir a un colega suyo, el doctor r que me mirara y me dijo lo mismo, que él juraría que lo que se te veían en la ecografía eran unas bragas.

Así que yo, llorando como una magdalena me dediqué a dar besos a diestro y siniestro por toda la consulta y sali como alma que lleva el diablo a contarselo a mi marinero, me asomé por la ventana de su cocina, y le dije: Iña, qye tenemos una Niña (porque rimaba y porque era verdad) y salio corriendo y me jartó de besos que no tengo ninguna duda iban todos para ti.

Y por ahora va ganando lo de Martina, aunque en la encuesta esté empatado, porque mi bisabuela y la de tu padre así se llamaban, porque me han dicho que es nombre de pija y de pivón, y porque a mi siempre me han llamado así, asi que esperando que te guste aquí seguimos, esperándote mi niña y deseando empezar a ponerte lazos hasta en el biberón.

Pero una cosita, si en vez de con potota hubieras venido con pitilin, estaría, estoy segura, pensando que es lo mejor que me podía haber pasado. Pero soy feliz!!!

Y ha nacido Morgana, la niña de mi amiguisima María, compañera de hijos y de bajas, de muy dentro, y es, como su madre, preciosa por fuera, y será, como su madre, preciosa por dentro

viernes, 21 de agosto de 2009

La princesa está triste, ¿qué tendrá la princesa?

...los suspiros se escapan por su boca de fresa
que ha perdido la risa, que ha perdido el color...

Y ya me vale,
Ya me vale con el periodo de autoconmiseración que llevo en el que lo único que he hecho, lejos de aprovechar el dolce far niente al que me había sometido, ha sido darme pena a mi misma por lo mal que me sentía, porque estaba desganada, porque no soporto ciertos olores que me revuelven la tripa, porque a mi marinero lo mandaría a Terranova a por ballenas, porque pensaba, en definitiva, que debía centrar las 24 horas del día a contemplarme el ombligo...

Pero claro, la vida sigue, y con ella pasan cosas, entre ellas mi amiga (por buena, por sabia, por cercana) Leire ha dado a luz a sus dos mellizas, tras un gran susto en el que todas han corrido peligro, pero que, a Dios siempre gracias, ahora, aunque en la incubadora las niñas y ella ya, por fin en planta, todo parece, empieza a ir bien.

Y aunque no grave también importante, ese mismo día mi amiga (por incondicional, por intima, por que le quiero mucho y desde hace mucho) Maite, cumplía años y a mi se me olvidaba, y es que qué iba yo a pensar que aparte de lo mío algo mas estuviera pasando, si sólo tenía ojos para mis hormonas y para la siempre, en mi caso, ausente línea alba.

Y Rett Butler, atento y pendiente se autodesterraba del equilátero en el que he convertido nuestra cama porque claro, yo que no podía dormir no veía la necesidad de que él lo hiciera y a base de liturgias funeralicias desvelaba sus desvelos y con mis palabras, que como un scotch britte acariciaban sus oídos, lo cubría de desafectos


Así que, concentrada como estaba en mis elevados pensamientos y ornamentada con unas gafas de ver poco, estaba dejando que la vida, ausente en este periodo, pasara por mi estación sin hacer paradas.

Por lo tanto, con un carácter impropio de mi presunta categoría (soberbia donde las haya) tengo que pedir perdón, por darme pena teniendo todo lo que tengo, por olvidar la de veces que la vida me sonríe, a través de Luka a través del sol, de un abrazo, de una sonrisa, de mis amigas, de tu ecografía o de mi marinero, por desagradecida con mi suerte y mi destino, por hormonal y por petarda por mi culpa por mi culpa por mi grandísima culpa.

Así que para parar esta trayectoria parabólica de aislamiento social que llevaba he empezado a tomar jalea real para lo de la vitalidad, he ordenado el armario para lo del Feng shui y para tener claro de una vez en lo que seguro seguro no voy a entrar y así no torturarme diariamente con mis perímetros, me he documentado en Internet para asegurarme de que lo de mi dislexia emocional es bastante frecuente en estados gestacionales, e intento sonreír muchas veces. O por lo menos, muchas mas veces.

Y hago desde aquí un llamamiento para todos los que me leen y en especial para todos los que me oyen, para que nadie me deje quejarme, porque no tengo motivos.

Y quiero, Panchito II que sepas, que todo esto no tiene nada que ver contigo, sino con mi embarazo y el desajuste hormonal que éste me está suponiendo. Pero tu padre ya ha cogido el timón, ha puesto mi caso en manos de nosecuantos médicos (los mejores del reino), y a base de terapias cuánticas, homeopatía y achuches de diversa índole se ha propuesto que en una semana vuelva a ser la misma que era.

Más gorda, por mas amor,pero la misma al fin y al cabo.

martes, 11 de agosto de 2009

Querido, estás en trance?

Tras movernos tanto a lo largo de la pasada semana que temí pudieras hacerte reversible, hemos vuelto a asentar nuestras reales posaderas en la noble villa.
Y eso que dediqué mis días de asueto a ocupaciones para ciudadanos rumbo a la jubilación, léase, pasear, dormir, comer, pero eso si, en distintos puntos geográficos de Europa. Y lo dejo así para darme importancia, y sea la imaginación de quien me lea el imaginarme en Mónaco o en Hernani, que todo es Europa, al fin y al cabo.

Y ayer, tras enseñarte a diestro y siniestro, por fin fuimos a hacer la visita oficial al Dr. G para que nos asegurara que vienes, que vienes bien y lo que me temía, que eres rebonico.

Y me sentí pletórica, y por eso soy una ferviente partidaria de la ginecología privada porque parece que como pagas, y pagas bien, y en metálico y sin descuento por jubilación ni pronto pago te hacen sentir ideal.

Tras inserción vaginal de cohete de tamaño cósmico como ya me realizara este mismo Dr. G en otras ocasiones, también con cariño aunque sin lujuria, (vamos lo que vendría a ser sexo doméstico y marital), me lo ha dicho todo:

Que ese pumpumpumpumpumpum es tu corazoncito, que mides ya un cm y medio, que estás perfecto y que yo también y que, (por eso adoro pagar por ir al potorrino), ese hematoma que tenía al lado de tu bolsa y que fue lo que me dio los susticos, tenía un pronóstico súper bueno. Vamos que me lo ha dicho de forma que casi me he sentido una privilegiada por tener el hematoma.

Y mientras todo esto ocurría, mi marinero lejos de mostrar una desconfianza antológica al dr. G por sonreírme mientras me introducía y movía su aparato (médico-sanitario) dentro de mí (cerca de ti) manifestaba complacido una sonrisa de medio lado y de fuerte intensidad que me hizo preguntarle:

Querido, ¿estás en trance?

Y si, realmente lo estaba. El verte fue para él, creo, una de las imágenes más impactantes de su vida, el oírte, música celestial, y el oír hablar de ti, le llenó de orgullo de tal manera que no creo que si te graduaras Cum laude por la universidad de Oxford y de la Sorbona a la vez fuera a hincharse tanto.

Yo lloraba y él más contenido aunque en trance, reprimía su emoción a duras penas, mientras me apretaba tanto el brazo que temí me contusionara el fémur de por vida. O el perone. O la nariz, que no se muy bien cual es el hueso concerniente a esa zona. La verdad.

Y ya todo es distinto, el cielo es más azul, el sol brilla por doquier aunque en Gipuzkoa no lo parezca, me siento pletórica y feliz y he traído hamaiketako* (almuerzo, horror de vocablo) a la oficina para celebrarte, porque, como irás viendo, tu madre lo celebra absolutamente todo.

Y Luka, mientras, en Port Aventura y tú, mientras, dentro de mi y para un ratico y mi marinero, mientras, en una nube y yo, mientras, necesitándoos a los 3, y, sobre todo necesitando vuestro amor.

viernes, 31 de julio de 2009

Los susticos

Unos días ha que tuve unos susticos. Vinieron en forma liquida, en color rojo, el soporte fueron mis culeros, y el susto soberano.

Una vez visitado al ginecólogo-s (burocracia sanitaria obliga) el cual tuvo a bien, el primero darme conversación pero ningún veredicto y la segunda tuvo a peor no darme un veredicto no habiéndome dado conversación llamé al famoso Dr. G, especialista vaginal del que ya os hablé en el embarazo de Luka, quien con tranquilizadoras palabras vino a decirme en castellano castizo “lo que tenga que ser será, asi que relájate, pero tiene pinta de seguir viniendo”, con lo cual yo descansé.
En cuerpo y alma.

Y lloré un poquito de contenta, otro poquito de susto y otro poquito de que me gusta llorar, de que soy llorona, y lo que ya no puedo celebrar con rones, lo celebro con mocos y lagrimillas, que las que somos de la generación de cristal y de topacio, divas de lo rosa y del exceso, por algún lado se nos tiene que ver el pelo de la dehesa.

Así que dios mediante sigues viniendo, y todo sigue su curso habitual. No tengo nauseas aunque si algún asco, tengo ramalazos de querer ser madre también de ti soltera, (que no separada), a ratos no soporto a mi marinero, al cual hago responsable de mi malestar corporal olvidándome por cierto que es quien ha hecho que tú, como lo es ya Luka, vayas a ser tan mío. Aunque he de decir que él, ajeno a este mi terrorismo emocional y por ser un hombre de costumbres, ni se inmuta.

Y es que es algo tan bonito que no puedo encontrar, por mucho que busque, las palabras que puedan explicar este sentimiento. Pero los sentimientos contigo son distintos que con Luka. Con él era todo felicidad, no había posibilidad de ver preocupaciones, todo en mi cabeza iba a ser perfecto para él, nada le iba a faltar, iba a ser el niño más feliz del mundo porque íbamos a ser el colchón de todos sus golpes. Pero nació, y según nació él, te nace el instinto de protección, el miedo a que le hagan daño, a que le pase algo, a que no sea feliz y te das cuenta de que, aunque sea tu prioridad en la vida no siempre consigues amortiguar los golpes.

Y no salió bien el proyecto como padres, y el no verle dos tardes por semana, dos fines de semana al mes, semana santa, verano, navidad duele tanto y tan profundo que sólo el que lo vive lo entenderá. Y habrá quien piense, “ya daría yo algo por tener tiempo para mi”, pero yo no quiero ESE tiempo para mi, quiero el tiempo que siento que le debo cada vez que no estoy con él, cada vez que como hoy se va tres días y yo miro su camita y me duele tanto verla vacía que cierro la puerta de su habitación. Y lo imagino feliz, porque asi quiero imaginarlo siempre, pero me angustia pensar que le pase algo, que alguien le haga un desplante, que donde esté no sea capitán general como lo es en su tipi, y cada vez, además, me duele más,

Asi que ahora que eres tú el que estás viniendo pienso, con terror a veces y asi se lo digo a mi marinero, que yo no quiero otro hijo compartido, que no quiero sentir el desgarro que siento con Luka, no quiero que nadie me quite todas esas horas de estar contigo y a la vez me siento mal porque Luka no va a poder vivirlas, (y es que a veces se me olvida ser consciente de que las que viva fuera de mi también serán buenas) Tengo miedo de que sufra porque tú llegues, por lo acostumbrado que está a nuestro amor que durante mucho tiempo ha sido sólo nuestro y que le duela irse cuando tú te quedes. Tengo miedo de que os pase algo a cualquiera de los dos, algo que se me escape de las manos y no pueda controlar. O de no daros a los dos lo que esperáis de una madre, porque soy consciente de que no soy una madre al uso. Y como ya he dicho alguna vez, yo no puedo ganar ningún campeonato del mundo de madres, pero me gustaría que pensarais que si pudierais haber elegido, por muchas madres más ordenadas,( con sus cajones y con su vida), más equilibradas, mas tradicionales, más guapas o más ricas vosotros siempre me elegiríais a mi. Y a eso aspiro. Por que a los dos os he ido a buscar con muchísima ilusión, os he querido desde el primer síntoma, me hacéis sentir tanto amor que a veces creo que no es sano. Os daría mi corazón, si lo necesitarais y sois ya tan necesarios para mi que a veces me hace creer que me voy a volver loca de tanto quereros. Pero si me inundo de pena, que a veces me pasa, veo a Luka sonriendo, o te imagino a ti asomando la cabecita entre mis entrañas y ya, todo, habrá merecido la pena.

Y a mi marinero le gusta preguntarme que cuántas células tendrás ahora. Y yo le digo que las tienes todas, que para mi eres un niño con pantalones y zapatos, con las manitas en los bolsillos y dando una patada a una piedra. Y el día del sustico y de la eco, que él no pudo entrar, al salir me preguntó que a ver cómo eras, y yo le dije, es que le he visto poquito y él me dijo ¿Por qué es muy pequeño? Y yo le dije que nooo, que es que estabas tumbadito en tu cama, leyendo un libro y que te veía la cara de refilón.

Y doy fe de que así es como te vi. Y siempre que te pienso, como a Luka, os imagino felices, y yo, que es que soy muy de tocar te acaricio tanto y tan seguido a través de la pansita (Luka dixit), que estoy convencida de que saldrás peinado con raya al medio. Y bonito bonito, como Luka, y como el hombre tranquilo, que incluso cuando hay marejada con áreas de fuerte marejada sigue saliendo a pescar en nuestra mar.

jueves, 23 de julio de 2009

relojes para el bloghtml clockcontador de usuarios online

lunes, 20 de julio de 2009

Si es niña Eins (en alemán en el original), si es niño Spiderman


Estos son los nombres que ha decidido Luka tendrá su nuev@ hermanit@. Porque si, ¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡estamos embarazados!!!!!!!!!!!!!!!.

Si es que ya decía yo, esto de mirar mal a tu novio, oler en Oiartzun un cocido madrileño que se está cociendo en carabanchel, 2 globos sonda sustituyendo al pecho (otrora tetas), un cosquilleo continuo en el estómago que ya no puede ser fruto sólo del el amor espiritual sino que proyecta amor carnal por todos los poros, que se me olviden la palabras y, sobre todo, el estar súper feliz, no podía significar otra cosa más que estabas viniendo.

Ayer, cumpleaños de Luka que cumplía 4 años decidimos hacernos el predictor, para que tú fueras su regalo.

No le tocaba conmigo este fin de semana pero le recogía a las 5, llegué 20 minutos antes porque no me podía contener las ganas de achucharle, de felicitarle, de sentirle cerquita y de decirle que ya, por fin, el niño que le había dicho a Iña (léase Rett Butler) que me pusiera en la tripa, estaba viniendo.

Así que yo, cargada de misticismo, horterismo y algún que otro istmo, le dije, Luka el regalo de Iña y mío lo tengo aquí (y rosa perdida me acaricio la tripa), él, curioso, me dice, ¿donde? Y yo en la pansita (juego de palabras entre el enanito y yo), y él, me levanta la camiseta, no ve nada y me vuelve a decir, ¿dónde? y yo, aquí dentro, vas a tener un hermanito y él, decepcionado porque este regalito no podía ni botarlo, ni romperlo, ni pintar la pared con el me dice, ¿ah vale y cualos mas?

Todas las flores que había colocado yo en el decorado mental se me cayeron encima de la cabeza, por la parte de las espinas. Me sentí tan cursi y tan hortera que tuve que sacar rápidamente su patinete de Spiderman para que le cambiara la cara de lagartija polaca, (vamos, rara), y me dijera jo ama, esto si que me mola mucho (y no que me enseñes la tripa y el tirrin, que además, por cierto, ¿estás más gorda, no?)

Superado este shock traumático seguí pregonando la noticia cuya acogida fue, ahora si, súper buena. Algún primer susto en algunos cercanos, gritos y aleluyas desde el otro lado del atlántico, emocionados abrazos desde Dubai, consejos médicosanitarios desde Ruiloba (provincia de Cantabria), reproducciones de mi busto (no sólo del que otrora fueran tetas sino con cabeza también) para que como diosa de la fertilidad para amantes penitentes, las pongan en sus mesillas y les sirva mi imagen como inspiradora de posturas para la concepción de niños con gozoso pecado concebidos.

Y la familia Butler, que yo andaba con nervios por cómo recibirían la noticia. Superado el impacto frontal fueron muy cariñosos conmigo, a Luka le prepararon un cumpleaños por todo lo alto y tuve un momento con la madre de mi marinero muy muy bonito, que ahora mismo me vuelve a hacer llorar. Porque si, esta suegra también (y la verdad es que como todas porque siempre he tenido mucha suerte y estén donde estén les mando un abrazo y todo mi amor porque se que se alegrarán por mi), me encanta.

Y bueno, el comunicado:

Dios mediante, mi Popeye y yo vamos a tener un churumbel para Marzo de 2010. Luka va tener un hermanito. María va a tener un ahijado. Y el hecho de que me vaya creciendo la tripa será no sólo para que vaya creciendo dentro, que también, sino para ir guardando toda la felicidad que por momentos se me va haciendo más y más grande.

jueves, 16 de julio de 2009

C. B. 16 de julio.Sobre Rett Buthler. Contextualización. Marinero de agua dulce. Y de agua salá

Después de intentar cazarme entre marido y marido como aquel, esta Scarlata O´Hara comarcal, que soy yo, caí en sus redes

Puede ser que haya sido porque cuando me buscaba yo me escapaba pero cuando me parecía que se hacía a la mar ahí estaba yo, varada en la arena, mirando el horizonte y haciendo señales con mis faros. Mis faros que a veces eran mis ojos y otras cuantas otras dos, paralelas, de un poco mas abajo, según si había ido a hacer pesca de bajura y volvía en el día o de altura y estaba semanas sin saber nada de él y me urgía hacerle una llamada al orden, un oye, hey, que no te olvides que es a mi a quien tienes que querer y entonces todo lo que mi cuerpo pedía su alma me lo daba.

O puede ser que aunque a veces, de quererle, naufrágo en sus dos mares, sus brazos, musculosos salvavidas, me vuelven a dar oxígeno

O porque él, soltero feroz como pocos, me haya buscado y me haya pedido quedarse, y eso me hace sentirme especial

Puede también que sea porque si me acuesto me cierra los ojos a besos y por las mañanas es lo primero que busco. Y vacía el lavavajillas, que también es importante

Y porque es mi chulo, mi rett butler y mi marinero, mi oso yogui y mi alegría, es mi paz y mi mejor talante, mi vaquero, es mucha de mis sonrisas y mucho de todo mi amor, mi mailobin, mai sanxain, todo lo zen, maestro y aprendiz, mis risas si estoy triste y mis lagrimas de amor

Es seguro por todo esto, pero es seguro y mas importante porque si llora Luka a él le duele y entonces es cuando se que el resto del mundo nunca había estado tan lejos

Y es sobretodo, el padre que he elegido para ti, porque estoy segura de que cuando te decidas a venir, también a ti, como a nosotros, te volverá loco de amor.

P.d. Todavía y tras un fracasado predictor el cual salió negativo, luego positivo, luego no lo se, seguimos sin tener constancia clara de que estés viniendo… yo juraría que si. o por lo menos yo quiero que si.